Mayo 2019

¿Qué son los envases compostables y para qué sirven?

03 Viernes

Por malcolm

La industria tiene un gran problema, utiliza los recursos naturales rápidamente, pero no es capaz de regenerarlos en el mismo tiempo. Ello la pone en desventaja pues expone a la población a la dispersión de desechos contaminantes y al cambio climático. Afortunadamente, los envases compostables biodegradables se muestran como una excelente alternativa para las empresas del packaging que buscan surtir innovadores productos y que al mismo tiempo, no dañen al ecosistema.

El ciclo de compostar

Los envases compostables se descomponen en un periodo corto, gracias a diversos factores como la temperatura y humedad. El compostaje interviene en el proceso natural de descomposición con el objetivo de producir abonos orgánicos. Por otro lado, la creación de los envases compostables se produce gracias a la extracción de materia prima, la cual procede de los cultivos que fueron nutridos con tales abonos, originándose así un ciclo en el  que se reduce la emisión de dióxido de carbono.

Existen 2 tipos de compostaje: doméstico e industrial, la diferencia entre ambos depende de factores como su duración y temperatura. El compostaje industrial tiene una duración promedio de 80 días y se realiza a una temperatura no mayor a los 80 °C. En cambio, el compostaje casero dura varios meses y se lleva a cabo con una temperatura exacta de 40 °C. Otro factor importante es el nivel de humedad, el cual varía según la estación y la altitud.

Características de los envases compostables

envases compostables

Hay quienes creen que los envases biodegradables compostables son ligeros y de poca resistencia. Lo cierto es que la industria del packaging ha logrado crear los envases idóneos para conservar alimentos pues son  fuertes y fáciles de transportar. Además, su estructura no altera el sabor, textura y olor de los comestibles, retrasando su descomposición.

Origen de los envases compostables

Los envases compostables se elaboran por medio de fuentes renovables, extrayendo la materia prima procedente de la fibra de la caña de azúcar, también conocida como  bagazo, de la  recopilación de las hojas de palmera, de la madera en su estado natural, de la planta de bambú que supera las 24 pulgadas de tamaño y del almidón de maíz, convertido en poliéster termoplástico, aunque este último no puede ser tratado a temperaturas elevadas.

Para finalizar, la distribución de envases biodegradables compostables, le han dado a la industria del packaging, la posibilidad de mejorar la imagen de las empresas que están comprometidas con el cuidado del medio ambiente. De esta manera, transmiten valores, adelantándose a sus competidores.

Facebook Comments